Reportaje revista La Cav edición noviembre.

“A su propia cuenta y riesgo, a fines de los ’90 decidieron que Casablanca, aparte de ser tierra prometida para blancos, era perfectamente apta para el desarrollo de tintos de clima frío y alta gama. Más de una década después, la solidez de sus variedades Syrah, Malbec o Cabernet Franc, entre otras, sumada a la verticalidad varietal de su línea paralela Lomas del Valle, los ha covertido en lo que cualquier viña desea ser, una verdadera boutique.”

Reportaje revista La Cav edición noviembre.

Noticias Anteriores
May
May